Arquitectura

arquitectura

Admisión

Admisión Vía PSU 2017

Requisitos y ponderaciones
Notas Enseñanza Media: 20%
Ranking: 20%
Prueba de Lenguaje y Comunicación: 15%
Prueba de Matemática: 35%
Prueba de Historia, Geografía y Ciencias Sociales o Prueba de Ciencias: 10%
Puntaje ponderado mínimo de postulación

Vacantes ofrecidas
Primer semestre: 66
Segundo semestre: 70

Vacantes y puntajes admisiones anteriores

Código DEMRE
12004

 

Admisión Especial

Esta carrera ofrece, además, ingreso vía de Admisión Especial.

Título y Grado

Pregrado

Grado Académico
  • Bachiller
  • Licenciado en Arquitectura
Título Profesional
  • Arquitecto
  • Arquitecto con Magister

Postgrado

Magíster
  • Administración de la Construcción (Arquitectura/Ingeniería)
  • Arquitectura
  • Arquitectura del Paisaje
  • Arquitectura Sustentable y Energía
  • Patrimonio Cultural
  • Proyecto Urbano
Doctorado
  • Arquitectura y Estudios Urbanos


f azulchica Convenios de Doble Grado para Pregrado
f azulchica Convenios de Doble Grado para Doctorado

Plan de estudio y malla curricular

El programa de estudios combina la reflexión académica y la aplicación de métodos y técnicas profesionales. Se forman arquitectos capaces de aportar en el debate sobre la construcción de la ciudad, con presencia en el panorama nacional e internacional de la arquitectura.

Perfil

¿Qué significa ser Arquitecto?

El arquitecto UC es un profesional experto en la relación entre forma y vida. Competente en el diseño y la materialización de los contextos construidos que habitamos, su formación disciplinar abarca aspectos culturales, técnicos, urbanos, territoriales, paisajísticos y teóricos. Su enfoque multidisciplinario es el de una carrera que se involucra con lo público y está al servicio de las personas y de la sociedad.

Perfil del egresado

  • Profesional con una sólida formación teórica, científica y técnica en el área.
  • Materializa a través del dibujo y la representación su capacidad de observación.
  • Combina habilidades analíticas y de aplicación de conceptos y métodos.
  • Su espíritu propositivo, se enfoca permanentemente a la materialización de proyectos.
  • Posee liderazgo profesional y vocación de trabajo en equipo.
  • Se preocupa por el futuro ambiental y el cuidado del patrimonio físico actual, velando por su inserción en la ciudad.
  • Busca permanentemente el diálogo interdisciplinario y la actualización de conocimientos.
  • Destaca su ánimo de contribución al desarrollo integral del país, por medio del debate en torno a temas de su especialidad a nivel nacional e internacional.
  • Se ha capacitado para la generación de conocimientos específicos que pongan en valor temas propios y el desarrollo de investigaciones de carácter multidisciplinario.

Investigación

La relación entre enseñanza de arquitectura y actividad de investigación está estrechamente vinculada al afianzamiento de esa enseñanza en el contexto universitario. En la universidad de hoy la investigación ocupa un puesto fundamental, ello se debe a que la investigación cualifica la docencia y a que la Universidad se ha constituido en un centro de producción de conocimiento.

Se valora especialmente la realización de investigación multidisciplinaria como herramienta de desarrollo, y una estrategia para impulsarla ha sido la creación de los centros y programas interdisciplinarios.

La actividad de investigación se ha expresado en publicaciones de interés, surgidas de tesis y proyectos de investigación financiados desde dentro y fuera de la Universidad. La fuerte actividad editorial de la facultad, principalmente libros, monografías y revista ARQ, nos inserta en un debate más allá de nuestras propias fronteras.

Campo laboral

  • Instituciones públicas como ministerios, municipios y centros de cooperación internacional.
  • Instituciones privadas: consultoras y gestores inmobiliarios, empresas constructoras, industria de la construcción y del diseño.
  • Universidades, centros de estudio e investigación.
  • Arquitectura, urbanismo y diseño del paisaje.

¿Por qué estudiar Arquitectura en la UC?

Porque desde fines del siglo XIX la Escuela de Arquitectura ha recogido el estudio de las relaciones entre cultura, arquitectura y ciudad, con el fin de contribuir al desarrollo integral del país, a través de un compromiso permanente con su realidad arquitectónica, urbana, territorial y patrimonial.

Porque su estructura curricular combina la reflexión académica y la aplicación de métodos y técnicas profesionales, ayuda a definir tu perfil profesional, orienta tus capacidades de desempeño profesional y se articula con el postgrado.

Porque podrás utilizar la red de contactos internacionales que la universidad posee para realizar estadías e intercambios en prestigiosas universidades extranjeras. Asimismo, existen acuerdos de doble titulación en el pregrado con Technische Universität Berlin (Alemania), Politecnico di Milano (Italia), Politecnico di Torino (Italia) y Università IUAV di Venezia (Italia).

Porque tendrás la posibilidad de titulación vía Magíster en Arquitectura, Proyecto Urbano o Arquitectura del Paisaje.

Porque nuestros egresados poseen excelentes índices de ocupabilidad e ingresos (mifuturo.cl).

Historia

La enseñanza de arquitectura empieza a fines del siglo pasado, con un primer curso impartido al interior de la Universidad. La Escuela propiamente tal, fue creada en 1894 constituyéndose en la primera escuela formal del país y en una de las primeras en América. El Presbítero e Ingeniero Don José Agustín Jara, fue el primer gestor de esta empresa, sin embargo, corresponde al arquitecto francés don Emile Jequier haberle otorgado el rigor y el tono académico definitivo, siguiendo su discípulo, don Manuel Cifuentes, esta labor fundacional. Desde sus inicios, aún siendo incipientes, la Escuela recoge con inusitada fuerza las relaciones que se dan entre cultura, arquitectura y ciudad.

En su trayectoria se pueden plantear esquemáticamente tres momentos que han caracterizado a la Escuela y que la proyectan en lo que es. El primer momento se consuma en ese intento por instalar la arquitectura como disciplina en un marco universitario. Traer la arquitectura era traer su trato con la forma, con sus viejas leyes y el brillo que otorgaba su dominio. Se instaló en nuestras ciudades una belleza nueva, insuflada por el poder de la arquitectura. Se construyeron edificios, como el Museo de Bellas Artes de Emilio Jequier, que consolidaban las aspiraciones de la nación y de una ciudad capital.

El segundo momento parecía querer traer, en turbulencia, el pulso del mundo: la aspiración de latir al compás de la vigencia cultural del momento. Se ganó con ello una presencia nueva de la abstracción. Se intentó la introducción del pensamiento, con no pocos frutos. Por la vía ejemplar de Albers, desde las enseñanzas de Le Corbusier o Gropius, desde el ejemplo del Brasil, es la modernidad lo que procuró traer el mundo. Se enfatizó la dimensión de servicio y la presencia problemática de la ciudad. Obras como la iglesia de los Benedictinos del padre Gabriel Guarda y el Hermano Martín, testimoniaron el crecimiento de la ciudad sobre la extensión del valle.

Reconociendo los momentos anteriores, se distinguió una tercera situación en la cual se presentaron fenómenos y tareas de gran riqueza y riesgo. La inevitable apertura al mundo globalizado, y la influencia de los nuevos medios para pensar y hacer arquitectura y ciudad, hicieron que la Escuela encontrara una tensión entre su consolidación académica y el cuidado del oficio de la disciplina y profesión dentro del debate de un Santiago metropolitano. Entre la eliminación de fronteras disciplinares y la búsqueda de circunscribir su autonomía, tanto la arquitectura, la ciudad y el territorio, plantearon los nuevos desafíos. Un número de arquitectos jóvenes encuentró un reconocimiento en los medios internacionales de circulación, sin embargo su influencia sobre la ciudad y la región metropolitana se pierde entre la extensión de nuestras periferias.

Entre esta instalación de la enseñanza de la arquitectura en el país y la construcción de obras en nuestras ciudades y en el territorio, le ha correspondido a un número significativo de arquitectos egresados de nuestra Facultad, ser distinguidos con el Premio Nacional de Arquitectura, entre ellos a: Jorge Aguirre, Carlos Bresciani, Fernando Castillo, Alberto Cruz, Cristián Fernández Cox, Christián de Groote, Emilio Duhart, Borja García Huidobro, Sergio Larraín, Mario Pérez de Arce y Héctor Valdés. Además han egresado de nuestras aulas arquitectos que trascienden la frontera disciplinar, tales como los pintores Nemesio Antúnez y Roberto Matta, los dramaturgos Fernando Debesa y Jorge Díaz, el músico Juan Orrego Salas, y el premio nacional de historia, padre Gabriel Guarda.

El estudio de la arquitectura debe resguardar esos valores esenciales y universales, una tarea en la cual nuestra escuela no ha estado exenta.

Acreditación

Acreditación nacional

  • Nombre de la carrera: Arquitectura
  • Estado de situación: Acreditada
  • Número de años de acreditación: 7 años
  • Mes y año de expiración de acreditación: 01-07-2017
  • Modalidad, Sede, Jornada: Presencial, Campus Lo Contador-Santiago, Diurna
  • Agencia Acreditadora de Arquitectura, Arte y Diseño de Chile S.A., AAD S.A.

Acreditación internacional

  • Acreditada por el Royal Institute of British Architects (RIBA) de Inglaterra (5 años)
  • En proceso de acreditación: “Substantial Equivalency” con el Architectural Accrediting Board (NAAB), de Estados Unidos

Aranceles año 2017

  • Arancel de la carrera: $ 5.370.000
  • Derecho de Matrícula: $ 118.000

Galería de fotos

Videos

video-arq

IMPRIMIR FOLLETO

Conoce más visitando el sitio web de la carrera